Nace RedEr, un novedoso programa orientado a la reducción del error humano

Grupo Dominguis pone en marcha el programa piloto RedEr en la central nuclear Vandellós II, una iniciativa relacionada con la cultura de seguridad y destinada a reducir errores humanos. El proyecto, para cuya realización se ha contado con la colaboración de la consultora británica Human Performance Leadership (HPL), está alineado con el programa PROCURA, que desarrolla la Asociación Nuclear Ascó Vandellós (ANAV) para mejorar la cultura de seguridad, y con las directrices del Plan de acción de cultura de seguridad del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El programa RedEr contempla tres objetivos principales: garantizar la seguridad de las intervenciones en las instalaciones del cliente; mejorar la calidad del servicio ofertado, evitando la posible repetición de trabajos; y mantener la siniestralidad laboral a cero.

Para ello, se están siguiendo varías líneas de actuación.

Entre las principales, se encuentran:

Asegurar la concienciación del personal sobre la importancia de los sistemas sobre los que actúa y las posibles consecuencias de los errores que se pudieran cometer, mediante la reflexión previa a la realización de los trabajos.
Asegurar que las incidencias se reportan abiertamente, para lograr una mejora continua. IIncrementar la presencia del personal de supervisión y dirección en los puntos de realización de las actividades para potenciar su liderazgo.

Según explica el director de Sistemas de Gestión, Julián Mendoza, la idea es que “este programa se aplique a otros centros y se amplíe a todas las actividades de la empresa, dentro de nuestro compromiso con la seguridad; entendiendo ésta no solo como el cumplimiento de normas y procedimientos sino como un aspecto cultural interiorizado por todo nuestro personal”.

RedEr es el último de los tres proyectos creados por Grupo Dominguis para incrementar aún más la participación del personal y sus vías de comunicación con el fin de mejorar la operatividad de sus equipos de trabajo. El primero fue el Programa DIME, con el
que se pretende medir el clima laboral y la satisfacción y expectativas de los empleados; le siguió el Programa INNOVA, que anima al personal a realizar cualquier sugerencia de mejora; y, ahora, se está implantado el RedEr, de reducción de error humano.

You must be logged in to post a comment